Sentirse bien con (o sin) nevus (segunda parte)

Retomamos la última linea del articulo anterior “la INTELIGENCIA EMOCIONAL se tiene y se adquiere pero también se MODIFICA”.

Posiblemente algunos hayáis leido hace tiempo el primer libro de Daniel Goleman sobre inteligencia emocional, pero para extraer algunos conceptos prácticos que nos ayuden en nuestra vida diaria podríamos decir que para sentirnos mejor (con o sin nevus) tenemos que REAPRENDER…

y “nunca es tarde para REAPRENDER” …Especialmente en Septiembre, mes malvado donde los haya…, vuelves a tener prisa, vuelves a ver al jefe y/o a la jefa, vuelves al cole, vuelves a pagar recibos (bueno, también en agosto pero no los mirabas)…ejem…creo que debo ‘reaprender’ a controlar mis emociones …

Si la mente emocional participa en su programación (aprendizaje) deberá participar también en su reprogramación (reaprendizaje). Es decir no podemos cambiar sólo desde la racionalidad aunque nuestra única forma de hacerlo sea a través de la racionalidad ¿Capisci?

Es decir para reaprender ‘emocionalmente’, tenemos que hacer un esfuerzo racional de conocernos y mejorar (sentirse bien) porque “Quien no conoce de que depende su comportamiento estará sometido al ambiente y condenado a repetirlo”.

Para mejorar nuestro manejo de las emociones deberemos gestionar tanto la competencia intrapersonal (con nosotros mismos) como la interpersonal (social).

En lo intrapersonal o privado deberíamos dedicar cada día un poquito de tiempo a:
• Observar, reconocer y aceptar nuestras emociones (autoconocimiento)
• Saber manejarlas (Casi nada!!) (afrontamiento)
• Aprovechar nuestras capacidades (motivación)

Y en lo social dedicar tiempo a:
• Tener empatía (darse cuenta de lo que sienten los demás). ¡Ojo! no confundir simpatía con empatía que ya os veo venir.
• Desarrollar habilidades sociales

Para practicar nuestras capacidades personales tres consejos:
– conocer nuestras emociones y sus efectos: OBSERVAR SIN JUZGAR (dificil eh?)
– conocer nuestros recursos y limitaciones: TOMAR DISTANCIA (que fastidio que no podamos evitar nuestra sombra ¡!).
– Para confiar en nuestra valía y merecimiento: atreverse a EXPRESARSE

Para practicar el aspecto social (y culinario) no vamos a dar recetas pues tenemos una oportunidad inigualable en nuestras fantásticas reuniones de ASONEVUS..je je.