Hormesis

Lo que no mata engorda decían nuestros abuelos y eso parece tener aplicación entre otros a la radiación y otros contaminantes que recibimos en nuestra vida diaria. Hoy os voy a intentar explicar el significado de la Hormesis…

Vayamos a algo muy concreto. Normalmente los afectados por un nevus han sido advertidos por su dermatólogo de protegerse de la radiación solar por el eventual peligro de malignización de las celulas. La misma recomendación aplica para el público en general ante las radiaciones ionizantes por su posibilidad de provocar daños en el ADN y los consiguientes cambios en la multiplicación celular.

Y es que según los modelos utilizados en dosimetría tradicional (modelo lineal sin umbral mínimo representado por la curva roja en el gráfico) hay una relación directa entre dosis recibida y riesgo de cancer incluso a dosis mínimas.
Un modelo menos conservador aunque también utilizado supone que no hay riesgo probado hasta cierto umbral de dosis a partir del cual se incrementaría el riesgo de cancer de una forma más acusada (modelo con umbral representado por la curva azul).

Pues bien estos modelos ‘conservadores’ asumidos durante decadas con objeto de proteger al personal profesionalmente expuesto (radiologos, profesionales de la industria, pilotos y astronautas) comienzan a ser seriamente discutidos por algunos científicos que según un tercer modelo (teoría de Hormesis representada por la curva verde) consideran que un nivel aceptable de radiación puede ser beneficioso para el ser humano. Sic!

Esto quiere decir que cierto nivel de radiación (ó de exposición solar, o de contaminación, etc) activaría nuestro sistema inmune y lo prepara mejor para reparar el ADN en caso de daño, redudando en menor riesgo de cáncer ante agresiones externas…

La radiación actuaría de manera aleatoria sobre las moléculas dañando el ADN por ionización, excitación o hidrólisis . En consecuencia las celulas reaccionarían protegiendose por mecanismos de defensa instantaneos o diferidos, reparando el ADN o eliminando el código erroneo en los cromosomas…Sin embargo este tipo de reacción defensiva no se produciría cuando la dosis es demasiado pequeña.

Conclusión: lo que sabían nuestros abuelos “es tan malo estar demasiado expuesto a lo perjudicial como no estarlo en absoluto”…así que a disfrutar del sol y de lo ‘malo malisimo’ eso sí con moderación….