Aspirar a lo posible

Cuanto mayor sea el desnivel entre las aspiraciones y las oportunidades, más dificil resulta desarrollar un concepto positivo de uno mismo. Es decir cuanto más lejos estén nuestro deseos de lo que, objetivamente está a nuestro alcance, más probabilidades tendremos de fracasar en nuestra empresa.

Aspirar a lo imposible es un buen revulsivo para soñar para tratar de hacer realidad unos anhelos maravillosos pero también puede ser el germen de una frustración infinita cuando despertamos del sueño. Sigue leyendo